Tanto en el ámbito deportivo como en el ámbito de la salud, la proteína es un elemento esencial para las personas. Pero, ¿sabes qué es y para qué sirve la proteína? Su importancia es vital para el organismo, tanto que sin ellas, no habría vida. Descubre por qué es necesaria para el ser humano y cuáles son sus principales funciones en el organismo. Entenderás la importancia de proporcionar a tu cuerpo la cantidad de proteína necesaria cada día. 

¿Qué es la proteína?

Es una molécula esencial para la vida y está presente en todas las células del cuerpo humano, cuya estructura proviene de una cadena de aminoácidos. 

Para qué sirve la proteína y por qué es necesaria

La función de la proteína es esencial para la vida y de la máxima importancia para el deportista. Este es solo un resumen de las utilidades de las proteínas más relevantes, pero no son las únicas: 

La proteína es esencial para mantener la capacidad estructural del cuerpo, desarrollar y mantener la musculatura

¿Para qué sirve la proteína en este sentido? Para formar parte de las células que a su vez forman parte de los tejidos del organismo humano. Está presente en los órganos, en los músculos y en los huesos. Pero también forma parte, entre otros, del cabello y de las uñas. En el ámbito del deporte queda claro su utilidad: desarrollar y mantener la masa muscular

Construir y reparar: funciones de la proteína

Además de formar parte de la estructura de los tejidos, los construyen y reparan para su mantenimiento en óptimo estado. Son necesarias para la normal regeneración muscular, las proteínas intervienen activamente en la recuperación muscular y son esenciales en este proceso. 

Proporcionar energía al cuerpo

Aunque no es su principal función, la proteína puede actuar como generador de energía para el organismo. Durante el metabolismo se descompone en glucosa, que proporciona energía a las células. La sobrante se almacena en el hígado.

La proteína es un elemento esencial para la producción hormonal

Las hormonas regulan una gran diversidad de cuestiones que afectan a la vida, salud y bienestar de la persona. Desde el metabolismo al sueño, pasando por la sexualidad y el crecimiento. Las carencias de proteínas se traducen en desequilibrios hormonales y estos en disfunciones del organismo. 

Las proteínas participan en la distribución de oxígeno en la sangre

Un tipo de proteína, la mioglobina, es la encargada de atrapar y transportar el oxígeno por el organismo.

La falta de esta proteína provoca debilidad y pérdida de tejido muscular. La mala oxigenación muscular provoca fatiga, favorece la producción de ácido láctico, causa calambres y molestias, entre otros problemas. 

Ayuda a la función metabólica, asimilación de nutrientes esenciales y al control del apetito

Las proteínas intervienen en una gran diversidad de funciones fisiológicas. Entre ellas, la producción de hormonas necesarias para la óptima función metabólica. 

La función metabólica convierte los alimentos en energía y se encarga de la adecuada asimilación de nutrientes esenciales y a la buena digestión de los alimentos. Pero también se encarga de mantener el control sobre el apetito y el nivel de saciedad. Así, evita desajustes que provocan la inapetencia o la necesidad de comer por ansiedad.

Las proteínas contribuyen a la regulación de los equilibrios electrolítico y osmótico

Una función esencial y de la que se habla poco cuando se plantea para qué sirve la proteína es la regulación del equilibrio electrolítico. Esta se encarga de regular la concentración adecuada de electrolitos en el organismo. 

Algo importante para toda persona, pero aún más para el deportista que pierde electrolitos al realizar ejercicio intenso. Por ello, la suplementación de proteína y electrolitos es tan importante durante la práctica deportiva y tras ella. Además, es clave para el equilibrio osmótico, evitando inestabilidades que afecten a la homeostasis. 

Regula los niveles de azúcar en la sangre

La proteína estimula la secreción de insulina estabilizando los niveles de glucosa en la sangre tras la ingesta de alimentos. De este modo ayuda a evitar episodios de hiperglucemia.

La proteína es necesaria para el óptimo funcionamiento del sistema inmunológico

Son claves en la producción de anticuerpos, así como en la estructura de las células del sistema inmune del organismo.

Estos son solo algunos ejemplos de para qué sirve la proteína. Como ves, es esencial en la vida y en el deporte. Puedes obtener de forma saludable la óptima cantidad de proteína que necesita tu organismo con ayuda de los suplementos deportivos Amix.

Product added to compare.

Usamos cookies propias y de terceros con el fin de ofrecerte una experiencia de mejor calidad. Por favor, revisa nuestra política de cookies y acepta su uso para disfrutar de una experiencia completa.